El filósofo-artista

Lee un fragmento

Colección disilà…là, 2015

ISBN: 978-2-9544979-7-6

Tamaño: 142 x 200 mm

Lengua: castellano

Prefacio: Michel Surya

Traducción: Meritxell Martínez

Portada: Albert Coma

Páginas: 218

El filósofo-artista

Deambulación meditativa en compañía de algunos de los nombres que podrían encarnar una filosofía “irregular”: Giordano Bruno, quemado en la hoguera por herejía, Rousseau, Sade, Kierkegaard, Nietzsche, Klossowski, etc. Jean-Noël Vuarnet estudia la noción nietzscheana de “filósofo-artista” a través de pensadores impuros que no son ni artistas ni filósofos, sino una cosa y la otra, o más bien, una cosa a través de la otra.  También reflexiona sobre los riesgos de tal noción y sobre los personajes conceptuales que se presentan como filósofos-artistas pero no lo son: el Anticristo, el Libertino, el (falso) Profeta, el Bufón, Dionisos, Zaratustra, etc.

En efecto, la posibilidad del pensamiento no está totalmente contenida en la filosofía; va más allá de ella. Lo que no se sabe sino a condición de ser como mínimo filósofo. A condición de ser filósofo tanto como es posible serlo. Jean-Noël Vuarnet fue, pues, ese filósofo. Lo fue lo bastante como para que ocurriera que la filosofía ya no le bastara.

Del prefacio de Michel Surya

El filósofo-artista, conjurando el fantasma del nihilismo, reivindica para el hombre, huérfano de todas las viejas instancias que coartaban su vida (sin Dios, identidad ni verdad), su poder casi demiúrgico de refabulizar y, por tanto, de recrear libremente, su propia existencia, según las fuerzas por fin desencadenadas de la vida y del deseo.

Daniel Sedcontra
El filósofo-artista

El filósofo-artista

Deambulación meditativa en compañía de algunos de los nombres que podrían encarnar una filosofía “irregular”: Giordano Bruno, quemado en la hoguera por herejía, Rousseau, Sade, Kierkegaard, Nietzsche, Klossowski, etc. Jean-Noël Vuarnet estudia la noción nietzscheana de “filósofo-artista” a través de pensadores impuros que no son ni artistas ni filósofos, sino una cosa y la otra, o más bien, una cosa a través de la otra.  También reflexiona sobre los riesgos de tal noción y sobre los personajes conceptuales que se presentan como filósofos-artistas pero no lo son: el Anticristo, el Libertino, el (falso) Profeta, el Bufón, Dionisos, Zaratustra, etc.

Lee un fragmento

En efecto, la posibilidad del pensamiento no está totalmente contenida en la filosofía; va más allá de ella. Lo que no se sabe sino a condición de ser como mínimo filósofo. A condición de ser filósofo tanto como es posible serlo. Jean-Noël Vuarnet fue, pues, ese filósofo. Lo fue lo bastante como para que ocurriera que la filosofía ya no le bastara.

Del prefacio de Michel Surya

El filósofo-artista, conjurando el fantasma del nihilismo, reivindica para el hombre, huérfano de todas las viejas instancias que coartaban su vida (sin Dios, identidad ni verdad), su poder casi demiúrgico de refabulizar y, por tanto, de recrear libremente, su propia existencia, según las fuerzas por fin desencadenadas de la vida y del deseo.

Daniel Sedcontra

reseña

Colección disilà…là, 2015

ISBN: 978-2-9544979-7-6

Tamaño: 142 x 200 mm

Lengua: castellano

Prefacio: Michel Surya

Traducción: Meritxell Martínez

Portada: Albert Coma

Páginas: 218

Si te ha gustado, te gustarán

Utilizamos cookies para mejorar tu navegación. Aceptando, consientes su uso.